La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sospecha que Antonio Rivas, ex delegado de la Consejería de Empleo en Sevilla, tuvo presuntamente un «incremento patrimonial ilícito» con las ayudas de la Junta a los ERE y ha pedido autorización judicial para rastrear las cuentas de su entorno familiar.

TRAMA DE LOS ERE’ Era el portillo de entrada de la concesión irregular de las subvenciones’

La Guardia Civil indaga si Rivas utilizó a familiares para lucrarse con las ayudas de la Junta a los ERE

  • Investigará las cuentas de una hija y de tres yernos del ex delegado de Empleo en Sevilla

ANTONIO SALVADOR
SEBASTIÁN TORRES Sevilla

Actualizado:04/02/2014 11:59 horas

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sospecha que Antonio Rivas, ex delegado de la Consejería de Empleo en Sevilla, tuvo presuntamente un «incremento patrimonial ilícito» con las ayudas de la Junta a los ERE y ha pedido autorización judicial para rastrear las cuentas de su entorno familiar.

La instructora del caso ERE accede a la petición de la UCO en vísperas de la comparecencia en sede judicial -este viernes- de Rivas, imputado desde hace tres años. La magistrada cree que el ex delegado provincial de Empleo era el «portillo de entrada de la concesión irregular de las subvenciones».

En un atestado fechado el 13 de noviembre, la Guardia Civil pedía a la titular del Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla que expidiera mandamientos a la Asociación Española de Banca Privada, a la Confederación Española de Cajas de Ahorro y a la Unión Nacional de Cooeprativas de Crédito para que informara de las cuentas abiertas en las entidades asociadas por cinco personas concretas, una entidad (la Asociación andaluza para el Desarrollo de la Sociedad del Conocimiento) y una empresa (Canal Baeza y la Loma SL).

De las personas señaladas, según ha podido confirmar EL MUNDO, una es una de las tres hijas de Antonio Rivas y tres son yernos de este ex alto cargo de la Junta. La otra es hija del conseguidor Juan Lanzas.

La Guardia Civil pone en marcha estas pesquisas ante la sospecha de que Antonio Rivas pudiera «haber utilizado a personas vinculadas directamente a su entorno familiar» para enriquecerse con las ayudas de la Junta a los ERE y cita como ejemplo que la «pareja de uno de sus hijos» trabajara para dos empresas vinculadas al conseguidor Juan Lanzas y en las que figuran como administrador su cuñado Ismael Sierra García.

Se trata de María del Carmen R.B., que estuvo en nómina de las sociedades Al Andalus Mass Media Channel y Consulting Social Siemur. Por ese trabajo, según los datos recabados por la Guardia Civil en la Agencia Tributaria, la mujer percibió 21.840,13 euros entre 2006 y 2009.

Fuentes cercanas a Rivas reconocieron ayer a este periódico que este familiar trabajó para empresas gestionadas por Ismael Sierra, también imputado. Las fuentes argumentaron que se trataba de una empresa privada, que la empleada «apenas percibía 700 euros al mes» y que en 2006 «nadie podía saber lo que supuestamente había hecho este señor».

Como informó La Razón, la Guardia Civil cree que María del Carmen R.B. es la ‘Chica R’, nombre en clave que aparece en un esquema incautado por la UCO en el registro de la vivienda de Juan Lanzas en Jaén el 20 de marzo de 2013.

Bajo el título ‘Principal historia mercantil y laboral sociedades’, se trata de un organigrama en el que se explica el entramado societario vinculado a Lanzas a través de su cuñado Isamel Sierra. En el documento aparece también el nombre del parlamentario del PSOE-A Carmelo Gómez, que trabajó para la empresa Maginae Solutions

La Guardia Civil indaga si Rivas utilizó a familiares para lucrarse con las ayudas de la Junta a los ERE

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sospecha que Antonio Rivas, ex delegado de la Consejería de Empleo en Sevilla, tuvo presuntamente un «incremento patrimonial ilícito» con las ayudas de la Junta a los ERE y ha pedido autorización judicial para rastrear las cuentas de su entorno familiar. Leer más.

separador

Noticias relacionadas
Anuncios

Un comentario en “La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sospecha que Antonio Rivas, ex delegado de la Consejería de Empleo en Sevilla, tuvo presuntamente un «incremento patrimonial ilícito» con las ayudas de la Junta a los ERE y ha pedido autorización judicial para rastrear las cuentas de su entorno familiar.

  1. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sospecha que Antonio Rivas, ex delegado de la Consejería de Empleo en Sevilla, tuvo presuntamente un «incremento patrimonial ilícito» con las ayudas de la Junta a los ERE y ha pedido autorización judicial para rastrear las cuentas de su entorno familiar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s