Jorge Luis Quijano Administrador del Canal de Panama señaló que “la distancia entre las partes se mantuvo demasiado grande principalmente porque las pretensiones de GUPC atentaban contra Panamá y el Canal”.

 

05/02/2014 – El administrador del Canal de Panamá, Jorge Luis Quijano, anunció que el consorcio encargado de la construcción del tercer juego de esclusas ha dado instrucciones a sus empleados y contratistas para paralizar por completo, en el Atlántico y en Pacífico, el principal proyecto de la ampliación del Canal de Panamá.

“Hoy ejecutaron su amenaza”, declaró Quijano en una multitudinaria rueda de prensa.

Cuestionado sobre los mecanismos que tiene la ACP para asumir la obra, Quijano dijo que “a partir de ahora se inicia un cuidadoso proceso de toma de decisiones” en el que se actuará “con la cabeza fría, a pesar de tener el corazón caliente”.

En la medianoche de ayer venció el último plazo que se habían dado las partes para llegar a un acuerdo y resolver la crisis, suscitada por la insolvencia de Grupo Unidos por el Canal (GUPC).

Quijano señaló que “la distancia entre las partes se mantuvo demasiado grande principalmente porque las pretensiones de GUPC atentaban contra Panamá y el Canal”.

Por su parte, GUPC envió en la mañana de hoy un duro comunicado en el que culpa a la ACP de la ruptura de las negociaciones.

El consorcio advierte de que están en “riesgo inminente” 10 mil puestos de trabajo y de que “sin una solución inmediata, ACP y el Canal de Panamá enfrentarán años de disputas ante los tribunales nacionales e internacionales sobre los pasos que han llevado al proyecto al borde del fracaso”.

En concreto, y citando estimaciones de la afianzadora del proyecto, Zurich American, GUPC habló de un retraso en la obra de entre tres y cinco años, situación que “dejará una sombra continua sobre la ACP y el Canal de Panamá”, y causará un “impacto sobre los puertos y las empresas de toda América y el mundo que han realizado inversiones y planes en base al proyecto de expansión”. Quijano, no obstante, dijo que “todavía se puede salvar la obra para 2015, con o sin GUPC”.

Rotas las conversaciones y ante la falta de liquidez del consorcio, que alega sobrecostos en la obra por $1,600 millones, GUPC enfrenta la “incapacidad inmediata” para pagar a subcontratistas de Panamá y de otros países.

A pesar del tono del comunicado, GUPC deja abierta la posibilidad de un acuerdo que, desde su punto de vista, “ofrece el único camino para terminar el Canal con prontitud y eficiencia”.

De igual modo, Quijano dijo que mantiene abierta la puerta para un eventual acercamiento, aunque también reconoció que se ha desgastado la confianza entre las partes.

CUMPLIMIENTO DE CONTRATO

La Autoridad del Canal de Panamá exigió hoy, miércoles,  a Grupo Unidos por el Canal, el consorcio a cargo de la construcción del tercer juego de esclusas, reanudar los trabajos en el proyecto, tal como lo establece el contrato, reveló un comunicado enviado por la entidad que administra la vía marítima.

Agregó que después de dos semanas de negociaciones, durante las cuales los niveles de producción bajaron a 25%, casi todas las actividades han cesado.

 

 

Suspensión de las obras del Canal indigna a Impregilo

05/02/2014 – ROMA, Italia. – En Salini-Impregilo reina la decepción y la rabia. Fuentes internas de la empresa de construcción italiana han desacreditado la posición del administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, tildándola de “absurda”.

En el coloso de la construcción italiana se rumorea que hay una batalla política interna en Panamá entre Quijano y el presidente de la República, Ricardo Martinelli.  También se apunta a que las autoridades del Canal han mantenido contactos con la constructora americana Bechtel, que perdió el contrato frente a Grupo Unidos por el Canal (Gupc), consorcio que tiene como accionistas principales a Salini-Impregilo y Sacyr.

La ACP negó estos señalamientos.

Anoche, la diplomacia política había puesto en marcha sus últimos mecanismos para cerrar el acuerdo. El primer ministro de Italia, Enrico Letta, a las 20:00, hora de Roma, tras regresar de un viaje oficial por el Golfo Pérsico en el que pidió inversiones en Italia, tuvo una conversación telefónica con Martinelli. Según refirió el Palacio Chigi, residencia oficial del presidente del consejo de ministros italiano, la conversación entre ambos mandatarios habría favorecido “el desbloqueo en la controversia” por las obras de ampliación del Canal de Panamá.

Sin embargo, horas después sobrevino la sorpresa más inesperada. Nadie podía imaginar en Italia una ruptura radical de las negociaciones en la madrugada de este martes tras el final del plazo que se habían dado las partes para buscar una salida negociada a los problemas financieros que arrastraba el proyecto.

Según han confirmado a La Prensa, fuentes del ministerio de Infraestructuras italiano, “ha sido una desagradable sorpresa para todos, también  para el presidente Martinelli”. El órgano de gobierno italiano esperaba un triunfo tras las conversaciones. Así han afirmado a este medio informativo que tras el coloquio entre Letta y Martinelli “parecía haber resuelto todo, pero la ACP ha desatendido las recomendaciones del presidente de Panamá”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s